Ecología y Economía. Dos caras de la misma moneda.

Construir una relación simbiótica entre ecología y economía a través de una nueva bioeconomia nunca había sido tan factible como lo es ahora.

Esto es debido a los grandes avances que la ciencia y la tecnología están experimentando a raíz de la revolución digital. Internet y ordenadores están transformando la sociedad tal y como la imprenta y los libros hicieron en el Renacimiento.

La revolución digital ha trasformado la manera en que podemos utilizar la ciencia y la tecnología para entender la naturaleza y nuestros ecosistemas naturales, permitiendo una gestión sostenible de los mismos, así como su transformación en nuevos e innovadores productos y servicios.

La revolución digital, por lo tanto, y aunque parezca paradójico, tendrá un papel catalizador de la revolución biológica que se avecina. Es la suma de inteligencias, de personas y máquinas inteligentes, la que permitirá un paradigma de humanidad aumentada (como fue de algún modo el Renacimiento) compatible con la sostenibilidad radical del planeta.

Como decía Brian Arthur: “La humanidad pone siempre sus más profundas esperanzas en la tecnología, pero su más profunda confianza en la Naturaleza”.

Es hora de que la ecología y la economía sean reconocidas como las dos caras de la misma moneda. La moneda de la prosperidad.

Sigue leyendo la entrada completa aquí 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *